australia en furgo

[Guía] ¿Cómo comprar una furgoneta en australia para viajar?

Después de llevar dos años viajando por Europa en furgoneta, decidimos conducir hacia el este y llegar hasta Australia. Nuestra ruta inicial era viajar por el este de Europa, conocer Turquía, Irán, Pakistán y finalmente llegar a India. Desde allí atravesar Myanmar, Tailandia y todo el sudeste asiático hasta poder embarcar La Furiosa, nuestra furgoneta, en un carguero a Oceanía.

Toda esta ruta se quedó en un mapa marcada a rotulador ☹ ya que el visado de Pakistán nos fue denegado, a pesar de ser entrevistados por el embajador pakistaní en Madrid, presentar una carta de invitación, la ruta detallada a seguir, nuestras intenciones y mil documentos más. A todo esto, se sumó que entramos a Turquía la mañana siguiente del intento de golpe de estado, así que imagina el ambiente que se vivía en el país. (Toda esta aventura y muchas más las contamos en nuestros libros, un viaje dos historias)

En fin, las ganas de explorar Australia en furgoneta siguen con nosotros, pero creemos que lo haremos de otra manera, o no porque el visado de Pakistán ha cambiado y ahora se puede solicitar online. Aunque en nuestra cabeza ronda la idea de volar hasta allí y comprar una furgoneta.

Es por eso que hoy Iñigo de Viajando Simple nos cuenta su experiencia de como podemos comprar una furgoneta en Australia para viajar y más tarde, cuando el viaje termine, venderla.

En 2013 empecé a pensar en un cambio radical en mi vida. Llevaba una vida que me gustaba, pero era muy acomodada y monótona. Sin aventuras, sin viajes y sin libertad. Un trabajo que me gustaba, pero que me ataba de lunes a viernes de 10:00 a 20:00 con una pausa de dos horas para comer.

Por suerte conocí a alguien que vino a cambiarlo todo. Junto a ella decidí dejar mi vida anterior para irnos juntos a Australia sin billete de vuelta. 

Al poco tiempo de llegar a las antípodas, por primera vez en nuestras vidas alquilamos una furgoneta camper durante cuatro días. Era una antigua Toyota Tarago camperizada y nada más devolverla se nos pasó por la cabeza vender nuestro Pitufo, el coche azul que compramos por 300 € a un amigo, para comprar una furgoneta. El dinero, recién llegados a Australia, brillaba por su ausencia, por eso lo que pudimos juntar fueron 800 € para comprar una (más antigua aún) Toyota Tarago. Estaba sucia, con óxido, miles de kilómetros, sin tapa de combustible, pero con muchos asientos que se abatían y se convertían en una especie de cama. Eso no era una furgoneta camper, era una vieja monovolumen que mis ojos veían como un sueño haciéndose realidad. Ahora mismo no sabría ni que hacer con eso, menos mal que poco a poco me introduje en este mundillo.

¿Dónde comprar y vender una furgoneta en Australia?

  • Gumtree

Gumtree digamos que es el Milanuncios + Wallapop + Segundamano de Australia. Lo bueno es que todo el mundo usa esa misma plataforma, así no tienes que andar buscando en diferentes webs. 

Gumtree no solo te vale para comprar y vender vehículos, sino que todos mis trabajos, incluido el de ayudante de cocina en la armada australiana, los encontré ahí. Además, no solo se usa Gumtree en Australia, existe en varios países del mundo, por ejemplo en Inglaterra también la utilicé.

Según vendía los vehículos que iba actualizando, aprendí que el secreto era borrar y republicar el anuncio cada día. Gumtree es como Google, rara vez la gente pasa de las dos primeras páginas de resultados. Como Gumtree va por orden cronológico, si tu anuncio lleva publicado más de tres días, aparecerán antes que tú todos los nuevos anuncios que han publicado después de ti y en una ciudad grande como Perth, se anunciaban muchos vehículos. Este truco funciona en casi cualquier web de anuncios.

Gumtree funciona muy bien. Cuando estuve allí la gente se comunicaba mediante mensajes de texto, no utilizaban Whatsapp, me parecía muy curioso. También hay que decir que todas las tarifas de móvil incluyen mensajes ilimitados.

Proceso de compra y venta

Vivíamos en Western Australia, un estado que parecía un país, sería el décimo más grande del mundo. Comprar y vender coches en este estado de Australia es un sueño, todo es fácil, barato y rápido. 

El proceso de compra y venta es muy sencillo. Tú vas a comprar un coche a un particular y si te gusta, solo tienes que darle el dinero, rellenar un formulario en papel que se puede descargar desde la web de DOT (Department of Transport) y te vas con el coche nuevo.

Ese documento lo puedes enviar por correo o lo puedes entregar directamente en una oficina de DOT. Personalmente prefería ir físicamente allí, no había citas previas ni excesivas colas, además había aire acondicionado.

Llegas y tienes que pagar la tasa para hacer el cambio de nombre. Costaba entre 25 € y 80 € en el rango de coches y furgonetas económicas que yo tuve.

El Rego (lo más parecido al impuesto de circulación) incluye un seguro a terceros obligatorio y el precio es de unos 100 € por cada tres meses. Si lo pagas por seis meses o un año te sale más económico. Si vence el Rego, tienes que pasar la ITV, si no, no hace falta. Un sueño vamos. 

Todo esto es en el estado de Western Australia, y desconozco como será en otros estados del país.

Más adelante compré por 1600 € una Mitsubishi Starwagon preciosa con un logo en el capó que ponía Australia junto un canguro.

Esta nueva furgoneta de 1998 tenía matrícula de Queensalnd, otro estado vecino. Fue una odisea hacer el papeleo para rematricularla y pasar la ITV de Western Australia. Tuve que arreglar los frenos, instalar un inmovilizador, cambiar cinturones, reparar la suspensión…

Además en Australia tú no puedes llevarla a un taller para que te lo hagan todo, sino que tienes que ir primero a uno especializado en cinturones de seguridad, otro en frenos, otro en instalaciones de inmovilizadores, otro de suspensiones…

Para el que no conozca lo que es un inmovilizador, se trata de una especie de mando a distancia que necesitas activar para que la llave te permita dar contacto y arrancar el motor. Esto en vehículos antiguos, porque todos los nuevos lo traen instalado en la propia llave. En el estado de Western Australia es obligatorio tener un inmovilizador por muy antiguo que sea tu coche, así que si no lo tienes, te lo tienen que instalar.

Así que para celebrar que conseguí rematricular la furgo me hice un gran viaje. Eso si, uno de los últimos días de ese viajazo por el sur de Australia pasé el mayor miedo de mi vida debido a un incendio.

La última furgoneta que tuvimos allí fue en la primera en la que vivimos. Me gustaba tanto que le propuse a mi pareja dejar el piso que alquilábamos para seguir trabajando en la ciudad de Perth, pero viviendo en esa furgoneta sin ducha ni baño. Para mí fue un sueño y para ella una pesadilla, por eso un día se buscó un piso y me dejó solo en nuestra preciosa Donovan. 

Se trataba de una Ford Econovan del año 1987, con frigorífico, techo elevable, motor a gasolina y a gas… una verdadera camper con 280.000 kilómetros que nos costó 3000 € al cambio.

Escribiendo todo esto me están entrando unas ganas increíbles de volver a Australia. A pesar de haber viajado bastante por allí, no he visto prácticamente NADA. Australia es más grande que Europa, es como si alguien te dice que conoces Europa porque has viajado por España y Alemania.

Si quieres seguir leyendo sobre mis antiguas andanzas por Australia, o mis nuevas aventuras por Europa viajando con la que ahora es mi sexta furgoneta camper, entra en viajandosimple.com o escucha el Podcast de Viajando Simple. En estos episodios, además de compartir mis aprendizajes viajando en furgoneta, entrevisto a viajeros tan alucinantes como Lidia y Javi. Después de escribir esto, creo que grabaré un capítulo sobre Australia.

¿Qué levante la mano quién desee recorrer australia en furgo?

Nuestros libros "viaje dos historias"

Cada uno de nosotros ha escrito un libro porque aunque se recorran los mismos paisajes, se naveguen los mismos ríos o incluso se conozcan a las mismas personas, cada ser humano percibe y siente de una manera única, especial y diferente al resto.

Por eso pensamos que todos deberíamos escribir nuestra propia historia.

En nuestros libros nos abrimos al mundo y contamos desde lo más profundo de nuestros corazones que nos empujó a viajar y que aprendimos en el camino

1 comentario en “[Guía] ¿Cómo comprar una furgoneta en Australia?”

  1. ¡Me ha encantado el artículo!
    Muchas gracias por la info compartida, espero poder viajar pronto a Australia.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *