consejos para viajar con niños - los mundo

Todos los viajeros hemos oído alguna vez esta frase “aprovechad ahora porque cuando tengáis hijos se acabó”. Y puede que tengan razón en que se terminó el bucear juntos en una isla desierta o perderte durante días en los Himalaya. Pero el viaje no tiene porqué acabarse, al contrario, la aventura no ha hecho más que empezar. A nosotros el viajar con niños nos ha abierto las puertas de cientos de casas y corazones imposibles de alcanzar si vas solo. Los niños son imanes y la inmersión cultural es mucho mayor cuando viajas con ellos. Además, los peques se adaptan a todo y empiezan a disfrutar del viaje mucho antes de que lo hagas tú. Ellos rompen con los esquemas de la rutina y vas a tener risas y diversión asegurada. Peeeeeero, no siempre es fácil, y hay varios trucos que hemos aprendido durante estos dos años de viaje, que esperamos puedan servirle a todoslosque están pensando en viajar con niños.

Empezamos por las dudas prácticas que nos asaltan a todos los padres: educación y salud. ¿Qué hago con el colegio de mis hijos? ¿y si se ponen malitos? Las dos grandes preguntas que nos hace el 99,9% de las personas con las que nos cruzamos.

educación

Existen varias alternativas para los niños viajeros:

  1. Educación a distancia.Dependiendo del país de origen, existen programas de educación a distancia para que los niños viajeros puedan seguir la educación reglada de su país. En España existe esta posibilidad gracias al CIDEAD. Es totalmente gratuito y necesitarás la aprobación de tu Comunidad Autónoma.
  2. Worldschooling y Unschooling.Considerar el mundo como escuela y la experiencia vital como método de aprendizaje. Los conocimientos se adquieren a través de la exposición de los niños a diferentes entornos naturales, culturas y realidades sociales, lenguas y experiencias del día a día.
  3. Educación alternativa.Los padres tenemos la gran oportunidad de ofrecerles a nuestros hijos una educación totalmente personalizada y basada en sus intereses y experiencias. En línea con el Worldschooling, los padres acompañamos y reforzamos el aprendizaje de una forma más creativa y basada en los intereses y ritmos de nuestros hijos.

 

Si necesitas profundizar más sobre este tema, puedes ver el vídeo de YouTube sobre nuestra experiencia. educando a nuestros hijos en el viaje. O leer el artículo sobre homeschooling.

 

salud

Los niños en los viajes casi no se enferman, esto es una realidad. ¿Por qué? Pues porque no están expuestos a miles de virus encerrados en un aula. Los niños jugando al aire libre se enferman menos porque su sistema inmunológico está muy desarrollado. Esta es nuestra experiencia y la de un montón de familias viajeras que conocemos.

Otra cosa son los pequeños accidentes que pueden sufrir por estar colgados a los árboles la mitad del día. Por eso, como siempre pueden pasar cosas, te recomendamos contratar un seguro de viaje para estar tranquilos. Nosotros al igual que Lidia y Javi viajamos con Chapka.

10 Consejos para viajar con niños

Ahora que las principales dudas se han disipado, te dejamos unos consejos prácticos para que el viaje sea la experiencia que has soñado:

1. No intentes viajar como si lo hicieras solo

Con niños se puede hacer prácticamente de todo, pero a su ritmo. Si pretendes visitar cada rincón a un ritmo frenético, sólo conseguirás frustrarte. Los niños necesitan tiempo y todo debe ser un gran juego. Mucha gente se sorprende al ver a nuestros hijos pequeños caminar durante horas para subir una montaña.Pero todo es posible si vamos buscando gorros de enanito, casas de duende y polvo de hadas.

2. Acostúmbrate a la locura

Tu tiempo personal se ha terminado y la paz también. Desde ahora todo serán gritos, risas y actividad. No volverás a usar el despertador, ellos te levantarán cada día, a veces con risas y otras con lloros. Pero no te preocupes, la diversión está asegurada.

3. Olvídate del “destino para niños”

Todos los destinos son buenos para ellos, si lo son para ti. Vivir viajando no significa tener que estar buscando un DisneyLand para ellos cada día, si no que aprendan a valorar y disfrutar de la Naturaleza, y de la gente que van encontrando por el camino. Eso no quita que hagas planes divertidos para ellos, como ir a un parque de Dinosaurios, pasar el día en la playa o quedar con otros niños.

4. Busca otros niños

Es muy bonito estar las 24 horas del día juntos pero los niños también necesitan estar con otros de su tamaño. Busca parques o plazas de pueblos donde jueguen los niños locales y también busca la compañía de otras familias viajeras. Es increíble la facilidad con la que los niños hacen amigos y muchas veces son la puerta de una bonita amistad entre los adultos.

5. Crea una rutina

El viaje es de todo menos rutinario, pero es importante que los niños tengan horarias de sueño y comidas. Para nosotros fue el gran descubrimiento. Empezamos el viaje como de vacaciones y todo era muy caótico. Eso puede estar bien para un mes, pero si lo vuestro va para largo, la rutina es vuestra mejor amiga. Créeme.

6. Minimalismo

Para nosotros lo mejor es llevar pocas cosas y aprender a vivir con lo mínimo. La mayoría de las cosas que llevamos a los viajes son “por si acasos” que nunca utilizamos. Así que piensa bien qué cosas NO vas a poder encontrar en el destino para que sean los únicos “por si acasos” que lleves. El resto, lo podrás comprar si lo necesitas.

7. La comida no puede faltar

Tanto si se trata de una tirada corta como larga, ten siempre comida en el vehículo. Los niños no paran de pedir comida cuando se aburren. Nosotros llevamos siempre mucha fruta y frutos secos. Si el viaje es muy largo también llevamos para hacer sándwiches y alguna galletita. Es mejor que tu vehículo termine como un bar después de fin de año, a que tus hijos quieran comer y no tengas nada para darles.

8. Entretenimiento

Hemos comprobado que lo mejor es que lleven algunos juguetitos con los que entretenerse en las largas horas de carretera. Nosotros no les ponemos pantallas porque cuando lo hemos hecho el resultado ha sido desastroso. Dejamos que su imaginación haga su trabajo, y si en algún momento necesitan ayuda, jugamos al “veo, veo”, a inventar un cuento entre todos o a las palabras entrelazadas. Pero la mayoría del tiempo ellos se gestionan solos jugando.

Pero ¡oye! Si a ti te funcionan las pantallas, pues adelante, conocemos a muchas familias que les ponen pelis en los viajes y les va genial.

9. La pareja como equipo

Cuando uno de los dos, el padre o la madre, esté agotado, que el otro le haga el relevo. Parece mentira pero cocinar o lavar los platos pueden ser momentos de paz para uno mismo.

10. Sobre todo

Disfruta, disfruta, disfruta a tooooopeeeee. Vuelve a ser un niño y a mirar el mundo desde sus ojos.

Viajar con niños es una experiencia maravillosa y uno de los mayores aprendizajes para toda la familia. Si puedes, no dejes de hacerlo

Guía Van Life

Disfruta tu road trip

Consigue GRATIS nuestra guía de consejos para disfrutar tu road trip en furgoneta
* indicates required

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.