SERBIA ALEGRE

Nos encontramos ciudades vivas y alegre, calles siempre llenas con gente muy abierta, sin tabúes, amables y con ganas de disfrutar y hablar. Gente que no paraba de hacer deporte como en Novi Sad, nos íbamos a dormir y ellos seguía corriendo, patinando, jugando al baloncesto, montando en bici….nos levantábamos y nada había cambiado. Y no es que durmiésemos tanto.

Aquí hicimos nuestra tercera colada, esta vez solo dejábamos la ropa y la señora se encargaba de todo. Nos dio un poco de vergüenza porque la enorme bolsa de basura llena de ropa no desprendía el mejor de los olores. Por muy poco dinero la señora nos dio todo lavado y doblado, oliendo a rosas. Muchas gracias, eres un sol.

Leer post: Belgrado en bicicleta y andando

***