Ruta por el Paisaje Cultural Cafetero

Conoce el Eje Cafetero Colombiano

Más de 100 años de saberes y tradición familiar bañan las montañas que transpiran el mejor aroma del mundo, y  donde el esfuerzo de varias generaciones campesinas ha llevado a lo más alto el desarrollo de la identidad cultural de la que presume el Eje Cafetero.

Pese a que la parte norte del Valle del Cauca y una pequeña zona del Tolima también se engloban en el Paisaje Cultural Cafetero, son los departamentos de Quindío, Caldas y Risaralda donde el café alcanza su máxima expresión, cubriendo laderas enteras que a su vez esconden pueblitos llenos de color.

Hoy queremos llevarte a sentir un pedazo de este maravilloso país, Colombia.

De sur a norte rodamos para presentarnos ante la “Hija de los Andes”, Filandia; un pequeño pueblito donde las begonias y crisantemos adornan los balcones de las casas que conservan una arquitectura antioqueña, la cual imprime un sello indeleble sobre este territorio.

Balcón típico de las casas de Filandia

Vistas desde el mirador de Filandia

Jeep Willys del Paisaje Cultural Cafetero

Artesano de bejuco

El entorno de este pueblo, las casas, su gente, los colores, las manos de los artesanos que trabajan la cestería de bejuco  y una puesta de sol que concluye cada día con una luz especial, son la invitación más dulce que un pueblo puede ofrecer.

Diariamente, en el parque central o parque de Bolivar confluyen los nativos del pueblo, los arrieros, los yipaos y nosotros, los viajeros, rodeados de las casas de los primeros pobladores y saboreando como no, una taza del mejor café.

Visitas que sin ninguna duda nos dejaran un sabor inolvidable de este lugar son La Casa del Artesano, la cual guarda un archivo fotográfico que a través de más 2000 fotografías nos lleva a viajar por la historia de Filandia. Y la majestuosa Reserva Barbas Bremen, que bajo una vegetación tupida nos recibe desde la lejanía con el aullido del Mono Aullador.  A la reserva solo se puede acceder de la mano de un guía, que podemos contratar en la Agencia Check in, situada en la misma plaza del pueblo.

MONO AULLADOR

Cascada – Reserva Barbas Bremen

Semillas y frutos – Alimento de los Monos Aulladores

Abriendo camino – Reserva Barbas Bremen

Salento, como próximo destino de este viaje en el tiempo, nos espera a solo unos pocos kilómetros. Aquí, en el Quindio, es el Valle de Cócora quien nos abre la puerta al preciado Parque Natural Los Nevados y nos hace alzar la vista a lo largo de los más de 60 metros que puede alcanzar el árbol nacional, las Palmeras de Cera. Árbol que es motivo de visita para muchos, quien también decide incluir en su recorrido un capricho para el cuerpo, parando más tarde en Santa Rosa del Cabal para sumergirse en las aguas que la madre tierra deja salir de su interior a más de 60 Cº.

Valle del Cocora – Palmas de Cera

¿Y que sería sino incompleto, el paso de un viajero por estas tierras sin haberse sumergirse de lleno en la más pura tradición cafetera? Entre las montañas de Caldas, a solo unos kilómetros de Manizales, la Hacienda Venecia es el la parada obligada para sentir y aprender de primera mano el proceso que no solo dota al café de sabor, sino también de humanidad.

Cerezas de Café

Semillas de Café verdes!

Un paraíso en la tierra cuajado de plantas de café, guaduales, bananos, flores, yarumos, ríos y la música incesante de decenas de aves que quizás, a sabiendas de su belleza, posan de rama en rama para que casi sin esfuerzo podamos apreciar la paleta de colores que muestra su plumaje. La Hacienda Venecia nos brinda paseos por la naturaleza que nosotros mismo podemos hacer, tours de café donde experimentar y ser parte del proceso desde la recolecta de la fruta, la despulpa, el secado, tueste y finalmente, la degustación.   Este rincón de paz estimula los sentidos y nos brinda un abanico de posibilidades que nos harán no querer salir de sus confines. Las prácticas innovadoras de manejo de los recursos naturales, junto a la piscina, la comida, la arquitectura ancestral de guadua y una vez más, la calidad de los colombianos, hacen de éste un lugar especial.

Perdidos entre plantas de café

Rutas de Senderismo – Hacienda Venecia

Felicidad cafetera

PURO CAFÉ

Relax en la Hacienda

Después del Coffee Tour es hora de refrescarse

Pero aquí no acaba el recorrido, ya que si queremos ahondar un poquito más en la historia de estas tierras y estamos dispuestos a ser uno de los pocos viajeros que paseen por las zonas menos turísticas, debemos continuar nuestro camino hasta Salamina y Aguadas, atravesando hasta aquí un paisaje que nos hará viajar despacio, contemplando.

Salamina fue nombrada monumento nacional y se conoce como ciudad madre de los pueblos, ya que fue un punto clave por el cual se desarrolló la colonización antioqueña.  Salamina fue cuna de pintores, artistas y poetas que han hecho que esta población también se conozca como la ciudad de la luz, donde Tangarife, un maestro del tallado de la madera sigue vivo en cada obra que dota a Salamina de un atractivo único.

Acércate a la gente y deja que el Paisaje Cultural Cafetero sea quien te muestre los encantos que en él abundan.  

Pincha en la imagen para verla más grande

Creamos un viaje con contrastes mezclando experiencias de todo el mundo para darle a nuestra vida un camino más intenso

¿ y tú? ¿te animas a crear ese viaje?