Martin y Lenka; lo que Mapfre nunca hizo.

Contratiempos ocurren, y al fin y al cabo, ¿no alimentan estos el viaje y la aventura?

Esta vez Mapfre se sube al carro y decide no prestarnos un servicio, que no por placer, pero por necesidad solicitamos. Y bueno, para eso pagamos.

Pues bien, con un calor sofocante, la compra recién hecha y unas ganas locas de darnos una ducha fresca, nos quedamos tirados en el parking de un supermercado. La Furgo no hace ni amago de arrancar.

Abrimos el capó, como si de algo fuese a servir, echamos un vistazo por aquí y por allí, y lo que ya sabíamos, no tenemos ni idea de lo que ocurre.
En este momento es donde entra Mapfre y Jose Subtil como su representante;

12:14pm 1ª llamada. José Subtil contesta al otro lado del teléfono, nos da 3 opciones, y para que no quede lugar a duda hace hincapié en que una vez hecha nuestra elección no podremos optar al resto.

“Entendido”, le contesto.

Es domingo y no hay talleres abiertos, por lo que elegimos la opción 3; grúa y hotel. El lunes iremos a unos de los talleres que hemos visto por la zona.

José Subtil pasa a informarnos; “la grúa estará con ustedes en un plazo de 90 minutos, y nuestro personal en la República Checa se pondrá en contacto con ustedes para más detalles”.

13:20pm 2ª llamada. Pasa una hora y decidimos llamar de nuevo a nuestro amigo José ya que hasta el momento nadie se ha puesto en contacto con nosotros. La llamada es atendida por otra persona que nos comenta que sus compañeros de la República Checa se pondrán en contacto con nosotros a la vez que llegue la grúa. Es decir, en 30”. Le agradecemos su ayuda.

14:30pm 3ª llamada. Ni rastro de la grúa. Nos atiende un chico que está al corriente de la situación. Le pedimos que por favor nos diga cuanto tiempo tardará la grúa y la llamada de teléfono por parte de sus compañeros. A los minutos nos devuelve la llamada y nos dice que la grúa está al llegar.

15:30 4ª llamada. A medida que pasa el tiempo, que sudo, que se me acaba el saldo del teléfono y que no hay rastro de la llamada ni del gruista, el tono de mi voz al teléfono comienza a ajustarse a los servicios de Mapfre.
Esta vez es una señorita la que contesta al teléfono. Ella no sabe nada, acaba de entrar a trabajar y dice comprender mi mal estar con todo su corazón. Por supuesto ella no tiene la culpa, que puedo decirle. La pido que se olvide de la grúa y ella se ofrece a encontrarnos un hotel de ¡urgencia!.

16:30 5ª llamada. ¡Me cago en mi amigo José y en la que no tenía culpa alguna! Le pido a la señorita que de su nombre y de José. Ella me pasa con José y se desentiende del tema.

José no quiere darme su nombre completo, me pregunta que para que lo quiero. ¡Pues para que va a ser!
Después de mucho insistir me lo da. Le pido que lo deletreé, y sin perder el sentido del humor contesta, “¿es que no sabes escribir?”.

16:45 Llega la grúa.  El gruista, que es un tipo majísimo, ofrece llevarse la Furgo. Él no sabe nada del hotel.

Al rato nos llama mi amigo José. Ya está todo resuelto. Nos busca un hotel a 50km, y si aceptamos, tendremos que esperar a que llegue un taxi para que nos lleve. Un taxi que seguro que tarda 90 minutos como máximo.
José ve imposible encontrar un hotel, hostal, pensión o camping en Jicin, una población de 24.000 habitantes.

José nos dice que son lentejas, o esperamos al taxi para ir al hotel a 50km o que nos busquemos la vida.
José se harta de que le diga cosas bonitas y me cuelga.

Pero después de la tempestad llega la calma. Martin y Lenka; una pareja checa que con una sonrisa nos ofrecen su ayuda. Dan con el problema, nos explican cómo arreglarlo, nos busca un tienda para comprar la pieza al día siguiente, arrancan la furgoneta para poder llegar a su casa y nos invitan a una barbacoa.

Arreglando

 

José, te perdonamos, sigue con tu sentido del humor, si no hubiese sido por ti nunca hubiésemos conocido a Martin y a Lenka.

Martin y Lenka, mil gracias por ofrecernos vuestra ayuda, por ser tan buenas personas, por vuestra hospitalidad, por esas hamburguesas caseras y por la clase de mecánica. Hicisteis de ese domingo un día completo.

Gracias/Děkuji 

Juntos

¿Disfrutaste leyendo este articulo?

SUSCRIBETE a nuestra comunidad y no te pierdas ninguna actualización.