Las Cataratas de Iguazú son increíbles,

pero aún más cuando las visitas gratuitamente.

Antes de que abriesen las puertas el Parque de Iguazú ya habíamos llegado. Esperábamos poder disfrutar de esta maravilla sin un aluvión de gente por todos lados, y lo cierto es que lo conseguimos, pese al retraso y la tardanza para conseguir nuestra entrada, ya que no teníamos suficientes pesos argentinos.

La administración del parque lo lleva una empresa privada, la cual no se preocupa tanto del parque como de ganar dinero con él. Acosta de los visitantes obviamente.

Al ser una de las 7 maravillas del mundo pensábamos que podríamos cambiar dinero o pagar con euros o dólares, pero nuestra sorpresa fue cuando al ir a adquirir nuestra entrada nos dijeron que sólo se podía comprar con pesos argentinos.

Hace un tiempo la empresa privada retiro la oficina de cambio con el objetivo de exprimir un poco más al visitante y sacarle hasta el último céntimo posible. La única opción que te dan es animarte a comprar un regalo o algún otro objeto en la tienda que tienen a la entrada, donde curiosamente si puedes pagar con dólares o euros, y así devolverte el cambio en pesos. Un cambio que estipulan ellos, y por supuesto no está nada a tu favor. Si solo tienes billetes de 20$/€, deberás comprar más de un objeto, ya que el cambio no te dará para la entrada.

Ya pensábamos que tendríamos que volver hasta el pueblo, buscar una oficina de cambio y posiblemente volver al día siguiente. Al menos teníamos esta posibilidad, que no todos los visitantes tienen.

Aquí es cuando apareció uno de los guardaparques, el cual está encargado de controlar las irregularidades de la empresa privada, y por supuesto luchar por el bien de la fauna, la flora, el entorno y el visitante.
Los guardaparques llevan tiempo luchando para que, ya que el precio por la entrada no es muy económico, todo el mundo tenga la posibilidad y facilidad para poder visitar lo que es de todos. La naturaleza.

Este señor, nos facilitó un escrito en el cual denunciaba el abuso de la empresa, la cual debe prestar el servicio de cambio de moneda al visitante por ley. Con dicho documento pudimos visitar el parque gratuitamente y ver lo que solo la naturaleza puede ofrecernos.

 

 Clic en la imagen para verla más grande

***