Historia de nuestra gran compañera de viaje

Cuando montamos nuestro negocio en el 2008 vimos a nuestro vecino aparcando su VW T4 en frente de nuestra puerta. Él la compró libre de pecados, tras pasar varios años en un convento llevando monjas de aquí para allá.

Le dijimos que si algún día quería venderla nosotros la compraríamos. Cuatro años después, feliz y contento, nuestro vecino seguía aparcando en la puerta, nosotros vendimos el negocio, y nos marchamos a Escocia.

Pasado un año en Edimburgo, la idea de un viaje más duradero, lleno de aventura y libertad, seguía montada a cuatro ruedas dando vueltas en nuestras cabezas.
Comenzamos la búsqueda de la que es hoy nuestra casa móvil, “La Furiosa”. Por Escocia se hacía difícil encontrar algún vehículo barato y sin óxido.

Y como es la vida. Nos acordamos de nuestro vecino y pensamos, “¿le llamamos? ¿Y si la vende?”

Cinco días después de aquella llamada telefónica, la furgoneta que estaba aparcada enfrente de nuestro trabajo hacía cuatro años, estaba en el garaje de los padres de Javi.

A principios de 2017, tras darnos cobijo durante tantos días, atravesar ríos, arroyos, terrenos arenosos, recorrer muchas fronteras y cruzar el océano Atlántico, después de llevarnos por un desierto de sal, de subir a los 4.500 metros de altura y no hacer caso a los que decían “por ahí no pasarás”, nuestra compañera de viaje, la furgoneta, fue rebautizada como LA FURIOSA.

Con sus años, con tan solo 67 CV y mucha ilusión, ha prometido llevarnos hasta el FIN DEL MUNDO.

Evolución de nuestra furgoneta camper

Con sus más de 24 años nuestra furgoneta ha ido cambiando poco a poco, adaptándose a las circunstancias, al presupuesto y a las necesidades del viaje. Eso sí, está mejor que nunca, nosotros la cuidamos y ella no nos da problemas.

Cronología de la evolución;

No hace falta decir que para los primeros seis meses de viaje por Europa nos fuimos con lo básico y con lo que consideramos que era necesario para esa primera aventura. Teníamos muchas ganas de experimentar lo que sería el viaje de nuestras vidas y mucha ilusión por salir a la ruta, eso fue lo más importante para nosotros.

👉 Pusimos aislante térmico / acústico en el techo y alrededor de casi toda la furgoneta, decimos casi porque nos faltaron los laterales traseros. Hoy en día todo está bien aislado.

👉 Compramos oscurecedores / aislantes térmicos para todas las ventanas, se notan mucho si hace frío, o cuando el sol mañanero en pleno verano empieza a castigar los cristales de la furgoneta.

👉 La cama …  sencilla, funcional y bien grande. Se componía de tres partes: tablón, asiento trasero plegado y una mesa.

En la parte trasera, lo que sería el maletero, colocábamos un tablón de madera con patas plegables, la parte central eran los asientos traseros que plegados quedaban a la misma altura del tablón y de la mesa que poníamos todas las noches en la parte delantera. Es una mesa regulable lo que facilitaba su función tanto de día como de noche 😉

Encima de todo, un gran colchón hinchable.

👉 Instalamos un inversor de corriente 12V – 220V con ranura para USB y dos enchufes para cargar nuestros viejos móviles, maquinilla de afeitar y demás aparatos.

👉 También adquirimos un adaptador de 12V  con indicador de carga de batería, con opción para tres entradas de mechero.

👉 Compramos una nevera de compresor de 12V y de 21,5 litros de capacidad. Las cervezas frías no podían faltar, al igual que llevar fruta y verdura siempre.

👉Todo esto lo conectábamos y lo seguimos conectando a una batería auxiliar de gel de 100 Amps. En aquel viaje la batería la íbamos cargando mediante el alternador cuando la furgoneta estaba en marcha, ahora la cargamos mediante un panel solar (leer la instalación solar AQUÍ)

Con esto, nos fuimos de viaje por Europa en 2014

Tras las experiencias vividas en esta aventura, en cuanto al equipamiento de la furgoneta se refiere, hicimos algunos cambios:

👉 Adquirimos un portabicicletas ya que tuvimos más que suficiente llevándolas dentro ( leer artículo Las bicicletas, un amor/odio ) Disfrutamos mucho de las bicicletas y de la comodidad del portabicis en Escocia y nuestro primer año recorriendo las Américas usamos el portabicicletas para llevar la Jerry can de diésel, una segunda rueda de repuesto y una barbacoa.

Llegamos a Perú y echábamos de menos la libertad de llegar a un lugar, aparcar la furgoneta, coger las bicicletas y explorar los alrededores pedaleando con lo que pusimos una baca para llevar lo que hasta ese momento llevábamos en el portabicicletas y compramos dos bicis baratas.

👉 Instalamos un panel solar de 100 W y un controlador de 10 Amps. De vez en cuando nos enamorábamos de algún lugar y no nos queríamos ir pero la batería no daba más de si por eso decidimos hacer la instalación solar.

👉 El colchón hinchable se nos pinchó en Croacia. Tuvimos que comprar uno y cuando hacía frío se notaba el aire helado de su interior así que decidimos cambiarlo por tres colchones de espuma para cuna.

👉 Queda muy chulo tener un asiento giratorio, pero como todo no se puede tener, decidimos poner un baúl detrás del asiento del conductor que hace de silla y almacén.

👉 Fabricamos un mueble altillo en la parte trasera que anclamos a los soportes del cinturón (gracias al papa de Javi por la maravilla de anclajes que puso). El espacio para guardar objetos es fundamental por eso decidimos hacer este mueble y guardar la ropa de invierno.

👉 Queríamos un toldo, pero son muy caros y hay que homologarlo así que buscamos la solución elaborando un toldo nosotros mismos.

Pincha AQUÍ y accede al paso a paso y a los materiales necesarios para fabricarte tu propio toldo

👉 Compramos una ducha portátil de 12 V que nos ayuda a mantenernos limpitos, a quitarnos la sal cuando estamos en la costa y a refrescarnos en los días de mucho calor. ¡Funciona genial! Y por unos 20 € es todo un chollo. Puedes conseguir la tuya pinchando AQUÍ.

👉 Sin duda el mayor cambio que hicimos fue construir nosotros mismos la cama camper 🖤

Dimos forma a esta idea buscando la mejor manera de hacer una cama funcional, donde todo es accesible desde el interior al igual que desde la parte trasera, abriendo el portón. El espacio se aprovecha al máximo dando una gran capacidad de almacenamiento a la furgoneta donde todo se puede coger con facilidad. La cama da mucha amplitud al habitáculo y el mecanismo de la misma permite tener la cama lista en segundos.

Y lo mejor de todo es que hicimos un MANUAL paso a paso donde te contamos todo lo que necesitas saber para hacer una CAMA CAMPER.

En el manual encontrarás:

  • Herramientas necesarias y materiales a utilizar.
  • Cantidad y medidas de los mismos.
  • Se puede adaptar a cualquier furgoneta.
  • Más de 60 fotos detalladas.
  • Explicaciones que te guiaran paso a paso.
  • Disfrutarás de una cama funcional, cómoda y fácil de operar.
  • Obtendrás mucho espacio de almacenamiento.
  • Y todo esto sin gastarte una fortuna.

Haz clic en el botón verde y descargarte el MANUAL CAMA CAMPER

Y tú, ¿ya tienes tu furgoneta camper?

Cuéntanoslo en los comentarios


Algunos de los enlaces que aparecen en este artículo son enlaces de afiliado.  Eso quiere decir que nosotros nos llevamos una pequeña comisión por cada venta. Esto nos ayuda al mantenimiento de la página web, y por supuesto nos ayuda a seguir cruzando fronteras y contando historias que de otra manera no podríamos contar. Para ti es totalmente GRATUITO, no te supondrá ningún gasto extra y además todas las recomendaciones que están aquí es porque de verdad pensamos que pueden ayudarte en tu viaje.