La celebración más popular de Chile

Esta fiesta se puede entender como una mezcla de creencias, culturas, ideas y colores que al ritmo de lo profano y lo divino se embarullan las unas con las otras envolviendo esta celebración religiosa entre atuendos y máscaras de confusión.

El pueblo de la Tirana está muy al norte de Chile, lejos de la línea que zigzaguea en el mapa donde trazamos nuestro paseo por el mundo, pero las circunstancias nos hicieron llegar a ver una celebración que muchos nos decían no podíamos perdernos.

  La Fiesta de La Tirana

La historia cuenta que el origen a La Tirana se remonta a 1535, en los albores de la conquista de Chile, cuando el capitán don Diego de Almagro, procedente del Cuzco, ingresó al norte del país con quinientos cincuenta españoles y un séquito de 10 mil indios. Entre estos estaban Paulino Tupac, príncipe de la familia imperial de los Incas, y Huillac Huma, último sacerdote del desaparecido “culto al Sol”, junto a su hija, la princesa Ñusta Huillac.

En ellos habían también infiltrados, varios “wilcas” –capitanes de los antiguos ejércitos imperiales incas– y un puñado de “ex-sacerdotes”, los que enmascaraban sus planes de venganza con sumisas actitudes de obediencia.

Sorprendido mientras urdía una trama contra los españoles, el príncipe fue asesinado. El sacerdote huyó poco después,  y su hija Ñusta logró escapar de Almagro, refugiándose junto a un grupo de guerreros en un bosque de tamarugos; árboles del desierto muy abundantes entonces.

Transformando el tamarugal en un refugio inexpugnable, Ñusta se convirtió en capitana de un grupo cada vez más numeroso de indígenas, con los que asolaba la región. Como princesa y sacerdotisa, revivió el culto proscrito e hizo renegar a muchos indígenas de la fe, ejecutando a todo español o indio cristiano que pudiera atrapar. En una de sus expediciones guerreras, capturó a un portugués llamado Vasco de Almeyda, minero aventurero que buscaba la quimérica “Mina del Sol”. La princesa se dejó llevar por una inclinación amorosa hacia el prisionero, y fue posponiendo su ejecución, tiempo que éste aprovechó para enseñarle la doctrina católica y, por ultimo, bautizarla. Pero sus guerreros, desconfiados, la espiaban desde hacía algún tiempo. Al ver que su capitana renegaba de la religión inca, mataron a ambos a flechazos. No obstante, respetaron la última voluntad de la princesa, colocando una cruz en su sepultura.

Años más tarde, el misionero Fray Antonio de Rondón la encontró, y levantó en el mismo sitio una ermita a la Virgen del Carmen. Esta etapa de la conversión de los pueblos originarios y su evangelización fue bastante compleja, ya que aunque las formas del culto fascinaron a muchos indígenas, no resultó fácil el proceso completo de manipulación, pues no era solo el cambiar de nombre de un dios, sino que el cambio de una cosmovisión ancestral a la que el nativo del continente no renunció y no ha renunciado nunca en su totalidad. Esto generó la consolidación hacia el s. XVIII de lo que conocemos como catolicismo popular, tan arraigado a la fuerza en el alma latinoamericana.

A día de hoy, entre los días 12 y 17 de Julio se puede ver un espectáculo de tambores y bailes que llenan cada calle de este pueblo que multiplica su población de una manera sobrecogedora, un espectáculo que para muchos comienza con una peregrinación a pie a través del desierto de Atacama, mientras otros cargan literalmente, su casa sobre sus coches, para encontrar un rincón polvoriento donde alojarse.

La devoción no solo es fuente de riqueza para los que la crean, sino en este caso, para los cientos de puestos ambulantes que se levantan alrededor del pueblo, ofreciendo desde comida, ropa, artesanía, libros, pilas, juegos de magia, utensilios de cocina hasta televisores y miles de cosas más.

Podríamos decir que esta fiesta es un tendencia a conjuntar y armonizar corrientes de pensamiento o ideas opuestas.

Todo el que desee asistir no debe olvidar que estas fechas  La Ley Seca impera en las calles de La Tirana, aunque siempre se puede ver entre la multitud el rostro del que consiguió pasar con una botella de vino bajo el brazo.

*

 

¿Conoces la fiesta?

Cuéntanos tu experiencia en los comentarios

*