Guía para descubrir Medellín

Colombia

Todos sabemos que el buen tiempo influye en el carácter de la gente, y que a su vez, son las personas quienes dan identidad a un lugar. Quizás sea esa la razón por la que los viajeros que llegamos a Medellín, decidimos quedarnos más tiempo del que pensábamos.

Aquí, en  El Valle de Aburrá , es donde reposa la ciudad de la Eterna Primavera.

Rodeada de montañas, esta ciudad paisa nos brinda la oportunidad de comenzar nuestra visita subiendo a una de sus laderas hasta alcanzar una vista privilegiada,  que permite distinguir con una claridad asombrosa cada estrato que la compone, y así ubicar los lugares que estamos a punto de explorar. El cerro Picacho se escapa de las avalanchas turísticas, y a una altitud que ronda 2300 metros nos revela los barrios donde a día de hoy se sigue forjando la historia de Medellín.

E historia es, le pese a quien le pese, el caos y el pánico en el que los carteles de la droga sumergieron en los años 80 a todo una población, poniendo en jaque la estabilidad de Colombia y lamentablemente, llevándose miles de vidas inocentes.  Ha día de hoy,  tenemos la oportunidad de conocer más de cerca el entorno y la vida del que unos pocos tuvieron la osadía de llamar el “RobinHood del pueblo”, Pablo Escobar. Y aunque puntos de vista siempre hay muchos, quien realmente puede transmitir con detalle la cicatriz que esta época marco es sus vidas, es quien realmente vivió en ella. La empresa Medellin City Services trabaja con guías locales para hacer sentir al viajero cada hecho e historia que deambulan por los rincones de Medellín. Manuel Garcés, uno de los guías, nos mostró gran parte de la ciudad, transportándonos por medio de sus relatos al corazón de todo una aventura.

Con Manuel, guía de Medellin City Services

Tumba – Pablo Escobar

Edificio Mónaco

Pero eso es solo una parte de una ciudad que debido al impulso de proyectos sociales y culturales y a la voluntad de su gente, acoge cada día a miles de visitantes de todo el mundo, abarcando una oferta que no deja insatisfecho a nadie.

Para quien disfrute las multitudes y para quien no también, desde bien temprano las calles centrales son un hervidero en continuo movimiento, donde los vendedores ocupan las plazas y aceras, callejones y pasadizos, clamando a los 4 vientos las grandes virtudes de sus productos.  Cada día, en ese momento Medellín se trasforma en un bazar desproporcional, en una experiencia intensa donde el transeúnte siente estar inmerso en una escenografía ensayada hasta al más mínimo detalle.  Mientras algunos comerciantes buscan en la repetición el método más directo de venta, otros tratan de crean un eslogan pegadizo. Los hay quien entre tanta voz, entre tanta competencia, entre tanto vaivén y ajetreo, encienden un amplificador para que su voz corra como la pólvora entre la multitud. Cualquier cosa que uno necesite está aquí.

Entre todo este palpitar comercial encontramos lugares de visita obligada, como el Parque Bolivar a las puertas de la Catedral Basílica Metropolitana, el Teatro Lido, el emblemático edificio Coltejer, el Parque Berrió, el Museo de Antioquía o el Palacio de la cultura Rafael Uribe Uribe situado frente a la Plaza Botero que alberga 23 voluminosas e inconfundibles esculturas que mundialmente llevan a lo más alto al artista Antioqueño, Fernando Botero.

Y aunque tras lo dicho pueda parecer imposible, existe un pequeño oasis de calma en la ciudad. Un jardín de casitas bajas y habitaciones amplias frente a una piscina hacen del Hotel Premium Real la elección más acertada para dejar a un lado el bullicio de una Metrópolis sin necesidad de salir de ella. Sin renunciar al placer del descanso y la tranquilidad.

Piscina del Hotel Premiun Real

Como bien decíamos anteriormente, Medellín está inmersa en un desarrollo continuo y una inclusión social visible en muchos lugares. Ejemplo de ello es la Comuna 13, o barrio de la Independencia, que tuvo su origen en las laderas de esta montaña con la ocupación pacífica de unas 60 personas, y que desde finales de los años 70 se convirtió en un hervidero de violencia, que con el tiempo termino aglutinando a narcotraficantes, guerrillas, paramilitares, policía y ejército.  Pero desde hace unos años, se ha visto envuelto en un tremendo cambio educativo y cultural, fomentado e impulsado principalmente por sus habitantes, y unas escaleras mecánicas que divididas en 6 tramos nos transportan colina arriba por un camino lleno de arte y color.

Escaleras Eléctricas – Comuna 13

❤❤❤

A R T E

La construcción de las líneas de metro y fundamentalmente de metro-cable, hacen de esta la única ciudad de Colombia dotada de dichas instalaciones, las cuales, pese haber sido creadas con el objetivo de dar acceso a las personas que habitan en las comunas y barrios con más difícil acceso, también se han convertido en uno de los principales medios de transporte y atractivo turístico para los viajeros. En cada estación de metro podemos encontrar  una biblioteca pública de la que todo el mundo puede disfrutar.  Una bonita iniciativa que a través de la lectura, también nos permite viajar.

Para terminar de estimular los sentidos y llevarnos de nuestra visita el mejor sabor de boca, no podemos dejar de subir al Cerro Nutibara. Éste se eleva hasta los 80 metros, recreando en su parte central un Pueblito Paisa que alberga un encanto 100 veces su tamaño. En la misma placita y rodeado de unas vistas impresionantes, encontramos el mejor sabor de la cocina tradicional paisa en el Restaurante La Fonda del Pueblo. Sentados en uno de sus balcones y el sol poniéndose tras las montañas podemos despedirnos dando un capricho al paladar.

Precioso Pueblito Paisa en el Cerro Nutibara

Flor – Pueblito Paisa

 

¡Exquisita cena en la Fonda del Pueblo!

Creamos un viaje con contrastes mezclando experiencias de todo el mundo para darle a nuestra vida un camino más intenso

¿Y tú? ¿te animas a crear ese viaje?

Haz clic AQUÍ  y accede a más información sobre la Guía para vivir la Van Life  o pincha en el botón AMARILLO y compra la guía por 9,99€

Consejos y Sugerencias:

  • Con el ticket del metro se puede coger también el metro-cable, a excepción del cable que lleva hasta Arvi.
  • Hacer una parada en el salón de Malaga: un café de aire bohemio y tertulia desinhibida y libre, donde el tango tiene un protagonismo importante.
  • Un recorrido en taxi de unos 15-20 minutos suele costar unos 10.000 pesos colombianos (3 euros).
  • El museo de arte moderno de Medellín es de acceso gratuitos los viernes de 18 a 21 horas.
  • Visita recomendada, Museo Casa de la Memoria: dedicado al conflicto que ha envuelto por años cada esquina de la ciudad.
  • El Palacio de la cultura Rafael Uribe Uribe ofrece exposiciones, cine y teatro diariamente.
  • Al cerro Nutibara se puede acceder en taxi, caminando, auto propio o bicicleta. El precio del taxi desde el centro de la ciudad ronda los 10.000 pesos colombianos. El parking público cierra a las 23:00 y cuesta 3500 pesos por hora. De camino al cerro pasamos por el parque de las esculturas. Junto al Pueblito Paisa también está el museo de la ciudad.
  • Para quien necesite cambiar dinero hay varios puntos por la ciudad, como el Centro Comercial Camino Real, o junto al mismo y normalmente con mejor tipo de cambio, el Edificio la Araucaria, situado en el segundo piso de la Avenida la Orienta número 25-52.
  • El mejor lugar para comprar fruta y verdura es la Plaza Minorista Jose María Villa. Para compras de todo tipo de alimento buscar los supermercados D1.
  • Al cerro Picacho se puede llegar caminando, en taxi o cogiendo un autobús en la terminal de transporte terrestre norte, dirección San Pedro de los Milagros.
  • Como casi en cualquier ciudad, es aconsejable que por las noches evitemos caminar por algunas zonas o calles centrales.
  • En Medellín hay dos aeropuertos, Olaya Herrera, para vuelos nacionales, y Aeropuerto Internacional José María Córdova, situado en Rio Negro. Desde aquí se tarda una hora en autobús o unos 40 minutos en taxi hasta Medellín. El precio en taxi ronda los 65000 pesos colombianos.
  • Hay dos terminales de transporte terrestre, La Terminal norte, donde se puede acceder en metro, y la Terminal Sur, junto al aeropuerto Olaya Herrera.

Haz clic en la imagen para verla más grande

HASTA SIEMPRE MEDELLIN 

¿Has estado en Medellín? ¿Te gustaría ir?

Cuéntanos tus experiencias en los comentarios ⬇️