Iquitos

La Puerta al Amazonas Peruano

Iquitos o la “capital de la Amazonía peruana” es la ciudad más grande del mundo a la que no se puede llegar por tierra, la única manera de viajar hasta aquí es en barco o en avión. La ciudad está ubicada en las Grandes Llanuras de la Cuenca Amazónica, rodeada por los ríos Amazonas, Nanay e Itaya.

Esta ciudad de la selva en su día fue extremadamente rica debido al boom de caucho del Amazonas. A finales del siglo XIX, Iquitos se convirtió en el centro de exportación de producción de caucho de la cuenca del Amazonas. Este boom atrajo a miles de comerciantes y trabajadores europeos que hacían de las suyas, buscando mano de obra indígena que forzaban a trabajar usando el sistema de “habilitación”, que consistía en entregar productos como ropa, escopetas y machetes a precios elevados a cambio de montos subvalorados de goma, generando así una deuda que se hacía imposible de pagar y que terminaban sometidos a la esclavitud.

Lo Mejor de Iquitos 

  • Degustar la comida tradicional amazónica

¡En primer lugar, vamos a hablar de la comida! Habiendo viajado ya dos meses por Perú, hemos tenido el gusto de probar los platos costeros y de la sierra, pero todavía nos quedaba probar la comida de la selva, e Iquitos era un gran lugar para ello.

Recomendamos probar Tacacho con Cecina. El tacacho es plátano verde cocinado que ha sido triturado y luego enrollado en una pelota. Se suele servir con cecina, que es carne de cerdo deshidratada con sal.

Juane es otro plato tradicional amazónico para probar. Se come frío y se suele disfrutar principalmente en la Fiesta de San Juan. Consiste en arroz, pollo, huevo y aceitunas envuelto en una hoja de bijao y hervido. Su sabor es agradable y satisface al paladar más exigente 😊

Hoja de Bihou para cocinar Juane

  • Biblioteca Amazónica

Sin lugar a dudas, la Biblioteca Amazónica es uno de esos lugares que hay que visitar una vez en la vida. Es un encuentro con el pasado, identidad y cultura de la selva peruana. Es considerada la segunda biblioteca más importante en América Latina sobre temas amazónicos, después de la Biblioteca de Manaos en Brasil, con 27.000 libros y 3000 fotografías históricas.

  • Casa de Fierro

Justo en el centro de la plaza de Iquitos está la Casa de Fierro que fue construida en la fiebre del caucho. Fue diseñada por Gustavo Eiffel como casa prefabricada y fue traída pieza a pieza desde París a Iquitos. Su fama y asombro proviene de lo que significa su apariencia ya que es poco común en la arquitectura de la Amazonía peruana.

  • Pasea por el Malecón de Tarapaca

Disfruta de un espectacular atardecer sentado en un banco del Malecón frente a los ríos Amazonas e Itaya.

En el mismo Malecón se encuentra la Biblioteca Amazónica, el Museo Amazónico y el Barco Histórico Ayapua que está dedicado al periodo de la época del caucho.

  • Disfruta el casco antiguo

Iquitos es una ciudad donde el mundo moderno y el pasado colonial colisionan. Las calles están llenas de moto taxis, hay filas de edificios con arcos elegantes en un estado de deterioro perpetuo, y de vez en cuando se encuentra un edificio señorial de siglos pasados ​​cubierto con una colorida serie de azulejos pintados, como puede ser el antiguo Hotel Palace que ahora forma parte del ejército peruano.

La Iglesia Matriz es la principal de Iquitos y la Plaza de Armas también merece echarle un vistazo. Es un lugar tranquilo para disfrutar de un poco de sombra y comprar un pedazo de coco en los puestos aledaños.

Fachada del Ex Hotel Palace

  • Explora el pueblo de Belén y su mercado

Belén es un pueblo formado por palafitos y casas flotantes en el borde del río Itaya. Cuando el río está alto (Noviembre -Mayo) se puede recorrer y disfrutar con una canoa por unos soles.

El mercado de Belen es un lugar imperdible en Iquitos, vale la pena conocerlo y llegar hasta su parte más baja, más auténtica. Hay que vivirlo y sentirlo. Se puede encontrar de todo en los distintos callejones que lo forman. Unos están orientados a la venta de carne y pescado, allí se puede encontrar carne de tortuga, diversas serpientes, caimán  … Más adelante se vende “papacho”, un gran cigarro puro hecho manualmente por los tenderos de tabaco y papel. Dicen que es conveniente comprar si te vas a internar en la selva ya que su humo aleja a los mosquitos.  Pero quizás lo más sorprendente sea los diferentes tipos de hierbas y brebajes naturales capaces de retener al ser amado, curar enfermedades o llevarte a otro estado de consciencia.

Banana

Carne de Caimán

Huevos de Tortuga

🙂

Mercado de Belén

Brebajes

Carne de Tortuga

Mujer que vende yuca

Cigarros artesanales

Pescado Amazónico

¿Cómo llegar a Iquitos?

El acceso a Iquitos solo es posible por aire o navegando el río Ucayali desde Pucallpa o el río Huallaga desde Yurimaguas.

Desde Lima los vuelos rondan los 100 dólares mientras que desde Pucallpa se pueden conseguir  por 50 dólares.

Nosotros decidimos conducir hasta Pucallpa desde la costa Peruana, bordeando el río Cañete hasta llegar a la espectacular reserva paisajística Nor Yauyos Cochas, para más tarde cruzar a una altitud de 4700 metros y llegar a Huancayo. Desde aquí pusimos rumbo  a la selva alta, cruzando Tingo  Maria, donde se puede pernoctar en la selva alta y hacer deportes de aventuras con Mono Adventures,  y llegando a Pucallpa días más tarde.  Desde Pucallpa queríamos embarcar a la Furiosa hasta Iquitos y desde aquí hacer lo mismo hasta Yurimaguas, pero a el alto precio del pasaje para la furgoneta ( 1000 soles peruanos ) se sumaba que al ser verano el río tiene poco caudal y el barco tarda 3 días más de lo habitual, por lo que decidimos ir en avión.

La Furisosa se quedó aparcada en la acogedora Chacra del Chato.

El viaje en barco ha de ser una experiencia espectacular, bien puedes alquilar un camarote por unos 300 soles o viajar en hamaca junto a decenas de personas. El precio por viajar en Hamaca es de 100 soles y como sucede con el camarote, las comidas están incluidas.  No esperes ningún tipo de lujo. Tu solo has de llevar tu hamaca, antimosquito, no mucho equipaje y tapones para los oídos.

Para comprar tu pasaje en barco has de ir a los barcos que están amarrados en el río y negociar con ellos. Una experiencia única, totalmente recomendable si dispones del tiempo necesario!

¿Viajas a Iquitos? 7 cosas esenciales que debes llevar a tu viaje

La selva es el hogar de un sinfín de criaturas, y algunas de ellas peligrosas. Lo mejor es estar preparado para un viaje que nunca olvidarás. Aquí dejamos una lista de cosas que debes llevar en tu equipaje.

  1. Repelente de insectos

La selva es el hogar de agresivos mosquitos, protégete usando repelente contra mosquitos tanto de día como de noche.

  1. Protector solar, gafas de sol y sombrero

Estos tres artículos son necesarios para un viaje a la selva. Protégete del sol si vas a pasear en bote por el río o vas hacer alguna actividad al sol.

  1. Linterna

Estar en la noche en la selva es una experiencia inolvidable, podrás escuchar el ruido que hacen los animales y no es aconsejable hacerlo a oscuras por las culebras. Además una vez fuera de Iquitos la electricidad es limitada.

  1. Camiseta y pantalón largo

En el atardecer es aconsejable ir de largo para evitar las picaduras de insectos al igual que si te adentras en la selva, ya que a los mosquitos les será más difícil picarte. No olvides llevar las prendas de colores claros ya que los colores oscuros atraen a los mosquitos.

  1. Bolsa de plástico

Un bolsa de plástico hermética será útil para llevar tu tickets, pasaporte o teléfono cuando estés paseando en una canoa.

  1. Impermeable

Lleva un impermeable, nunca sabes cuando el cielo va a descargar y evitarás ir con la ropa mojada.

  1. Vacunas y Malaria

Aconsejable vacunarse contra la fiebre amarilla y muchos aconsejan tomarse las pastillas contra la malaria. Nosotros hemos estado 3 días en Iquitos y 3 días en el interior de la selva y a pesar de llevar las pastillas contra la malaria decidimos no tomarlas, por sus fuertes efectos secundarios y porque preferimos evitar las picaduras de mosquitos con repelente y ropa larga.

***

¿Has estado en Iquitos?

¿Cuáles fueron tus momentos destacados?

No te pierdas nuestro artículo de nuestra experiencia en el Amazonas

***