Bosnia y los Pokémon

En Bosnia y Herzegovina todavía se siguen viendo las secuelas de lo que una guerra lleva consigo. No solo agujeros de balas siguen decorando algunas fachadas, o las diferencias entre musulmanes, serbios y croatas siguen muy presentes, sino que las zonas delimitadas por peligro de minas antipersonas se convierten en yincanas para algunos jóvenes con la intención de cazar un Pokémon.

La estupidez no tiene límites.

Desde el final de la guerra en 1995 casi 2000 personas han sido víctimas de accidentes debidos a minas antipersonas. Y hasta día de hoy casi 600 han muerto.

Poco a poco se han ido desactivando estos explosivos, pero miles de ellos permanecen enterrados en el país, y lo que es peor, las graves inundaciones en los últimos años han desplazado muchas de las minas, complicando su localización.

Es fácil toparte con señales a los lados de la carretera que prohíben el paso por peligro de minas, y sin duda que nos sorprendió leer la noticia que pedía a los jóvenes que respetaran las señales y dejasen de jugarse la vida cogiendo muñecos imaginarios.

Dejamos unas fotos de nuestra visita a Bosnia y Herzegovina

Frontera Montenegro – Bosnia y Herzegovina

Pocitelj

Pirámides de Arena

Sarajevo

Jajce

Ayuntamiento de Sarajevo

Visata de Sarajevo

Biblioteca

Lago

Jajce

Nunca más

Mostar

Cascada Kravice